Atlanta, un destino sin desperdicio con o sin niños

Si estás en búsqueda de un destino vacacional y maravilloso para los niños (y no tan niños) Atlanta puede ser una gran opción.

Porque además de que tiene muchísimos lugares para visitar (tanto que no nos alcanzaron los días) queda a sólo 6-7 horas en carro desde Orlando, con sus paradas respectivas cuando vas con los chiquitos de la casa.

Así que acá les muestro un poco de lo que hicimos en esta espectacular ciudad:

Día 1. Llegamos a Atlanta como a las 5 PM y nos fuimos directo al acuario más grande de Estados Unidos y el segundo más grande del mundo.

Día 2. Estuvimos todo el día en Stone Mountain Park celebrando el cumpleaños de mi mamá. Nos lanzamos muchas veces en una dona, jugamos con nieve y, al final de la tarde, subimos en teleférico a la montaña de piedra. Algo del más allá.

El precio es de $34,51 para adultos y niños a partir de 3 años de edad. Vale increíblemente la pena.

Día 3. Fuimos al Museo de Historia Natural, al Mundo de Coca-Cola y mientras mis papás y mi hermano estaban en CNN; mi esposo, las niñas y yo nos fuimos al Museo de los Niños. Lo mejor que estos tres quedan en la misma plaza y puedes ir caminando.

Al caer la noche y después de cenar, fuimos caminando a la Torre Sundial para ver a Atlanta desde su mirador con vista 360, en el piso 73.

Día 4. Fuimos al Zoológico de Atlanta y luego nos fuimos al Resort Great Golf Lodge, a una hora de Atlanta. Es el plan perfecto para, finalmente, descansar porque tiene un parque de agua indoor, arcade y actividades para los niños. Es como para no salir del hotel mientras estás hospedado.

Si reservas con 60 días de anticipación, la estadía sale más económica.

Día 5. Fuimos al Wild Animal Safari de Georgia, donde disfrutas de 3.5 millas de recorrido viendo y alimentando a animales de muchas espacies. Es una experiencia increíble.

Puedes recorrer el safari en tu propio carro, hacer el recorrido gratuito en autobús, dirigido por un guía turístico, o alquilar una mini van de Zebra.

El valor es de $21,95 para los niños de 3 a 12 años, $24,95 para adultos y $19,95 para los adultos de tercera edad. También tienen paquetes familiares que salen más económicos.

Asimismo, y para las demás atracciones, les recomiendo comprar el City Pass de Atlanta que te da acceso al Georgia Aquarium, World of Coca Cola, Inside CNN Studio Tour, Museum of Natural History y el Atlanta Zoo, porque te puedes ahorrar más de 40% que comprando los tickets por separado.

Tips para viajar en avión con niños

Viajar en avión, con niños, puede convertirse en una odisea si no estamos preparados. Y a pesar de que se trate de un vuelo corto, no sabemos cómo actuarán los niños y también puede surgir imprevistos como cancelación del vuelo.

Y es que nuestro viaje más reciente  al estado de Virginia, como primer destino, se trataba de la segunda vez de Melissa y Miranda en avión, ya que el primero fue a los tres meses de edad. Fue toda una maravilla porque amamanté a cada una de ellas antes de iniciar el vuelo y durmieron durante todo el trayecto.

Ya para este segundo viaje y entrando a los dos años, no sabríamos cómo sería y nos preparamos con comida, meriendas y diversión interactiva y tecnológica, porque pensábamos que el factor sueño no nos favorecería por trastearse de la primera hora de la mañana.

A6D9D10B-CB9D-42C4-B88D-A5E1A98FB77E.jpeg

Nuestra sorpresa fue que antes de salir de la casa, la aerolínea nos informó que el vuelo tenía una hora de retraso. Nos pareció excelente porque podríamos salir con más calma. Pero al llegar al aeropuerto y luego de hacer el check in, recibimos un correo informando que el vuelo había sido cancelado.

Lo bueno, es que a pesar de que no viajábamos en el mismo vuelo con mi suegra, nos encontramos con ella y nos ayudó mientras mi esposo resolvía la compra de otro pasaje. 

Y por qué la compra de otro pasaje? Porque la opción que nos daba la aerolínea era tomar un vuelo con destino a Washington y luego coordinar un transporte que nos llevaría tres horas a Virginia. 

Al final, esperamos cuatro horas más por nuestro avión, pero en las comodidades del aeropuerto y la maravilla es que las niñas durmieron en todo el vuelo. 

Fue un éxito porque el avión no contaba con WiFi y no habíamos preparado las IPad con vídeos porque la compañía inicial si contaba con él. La moraleja del primer vuelo fue que nos teníamos que preparar mejor. 

Y cómo nos preparamos mejor?? Acá les dejo unas recomendaciones que nos favorecieron durante ambos vuelos.

  1. Llevar comidas y meriendas que sepas que le gustan a tus niños. De ida preparé waffles, porque es fácil de llevar y cuenta con los cuatro tipos de nutrientes escenciales. 
  2. Llevar hojas o pizarras portátiles para pintar, libros y juguetes que no ocupen mucho espacio, pero que sepas que puedan distraer a tus niños. Si tienes más de un niño, recuerda llevar un artículo por cada uno, debido a que pueden sentarse en asientos separados.
  3. La tecnología también es un gran aliado, pero es importante descargar vídeos y películas previamente, porque el avión podría no contar con Wifi.
  4. Las almohadas de viaje fueron nuestras grandes aliadas, porque las niñas se durmieron de ida y tenerlas cargadas en asientos tan pequeños era un poco incómodo. 
  5. De ida llevamos el coche con nosotros, pero realmente no lo usamos mucho por el chequeo de seguridad y más bien resultó ser un estorbo, así que de regreso entregamos el coche-carriola al hacer el check-in. Es importante señalar que tanto los choches, como las sillas de los niños son gratis de transportar en los aviones.