Manos, pies y boca; el virus de los menores de 5 años

Melissa y Miranda nunca se habían enfermado al mismo tiempo, para mi tranquilidad, pero siempre hay una primera vez.

Cuando supe que las dos tenían el virus de Manos, pies y boca; simultáneamente, entré en pánico, pero la verdad es que el virus se portó bien y ellas estuvieron como si no tuviesen nada, a pesar de que tenía muy malas referencias de este virus.

Y a pesar de que nos fue muy bien, quisiera comentarles acerca de este virus que parece cada día más común.

Melissa y Miranda con lesiones en la boca y aún de buen humor.

Empecemos por la raíz y hablemos de los enterovirus que no son más que agentes virales que habitan en nuestro intestino y causan numerosas afecciones como el virus Coxsakie tipo A, mejor conocido como Manos, pies y boca.

Se denomina de esta forma, porque es en esas zonas donde predominan las lesiones. Sin embargo, puede presentarse exantema (lesiones en piel) y enantema (lesiones en mucosa), de acuerdo con la pediatra Reina Hurtado.

“Estas lesiones son variables y hay pacientes con brote más extenso que otros”, indica Hurtado.

En mi caso, descubrí que se estaba desarrollando algo raro, porque Miranda tenía una irritación en las nalguitas y en los brazos. Al día siguiente, tenía unas pocas pepitas en las manos y en los pies.

Decidí llevarla al médico, a pesar de que no había presentado fiebre, pero sí había pasado la noche con molestia. Algo no estaba bien y no paraba de dar vueltas en la cama.

El diagnóstico fue ese, indicando que el virus es común en niños menores de cinco años, ya que no cuentan con las defensas para combatirlo, aunque los adultos también pudiesen contagiarse sin presentar síntomas, pero aún siendo portadores.

A los tres días, Melissa empezó con las manchas rojas en el paladar superior y la irritación en las nalguitas y al día siguiente ya empezó el brote de las llagas.

Cómo se transmite el vírus?

El virus se desarrolla durante verano y otoño en países con climas templados y durante todo el año, en países con clima tropical como Venezuela y la forma de propagación es:

⁃ Secreciones de la nariz y garganta. Por ejemplo, cuando una persona tose, estornuda o con el contacto cercano, como al dar un abrazo.

⁃ Contacto con objetos o superficies contaminadas con el virus.

⁃ Contacto con heces, como al cambiar los pañales.

La pediatra Hurtado agrega que “la incubación es corta, de cuatro a seis días (…) y al inicio de la infección es altamente contagioso, pero se sigue excretándo en heces por semanas”. Incluso, hasta 12 semanas después.

Por eso es muy importante mantener la higiene y lavar las manos constantemente, por lo menos durante 15 segundos.

Síntomas del virus

⁃ Dolor de garganta.

⁃ Fiebre.

⁃ Llagas o ampollas, sin prurito o picor.

En el caso de Melissa y Miranda, los síntomas fueron las llaguitas en casi todo el cuerpo, así como el dolor de garganta los primeros dos días, sin embargo, no desarrollaron fiebre.

“En mucosa oral se forman úlceras dolorosas, debido a la afectación del virus”, dice Hurtado. Por eso, es importante la ingesta de líquidos para evitar la deshidratación.

Tratamiento

Actualmente, no existe un tratamiento específico para las infecciones por enterovirus.

Hurtado indica que el tratamiento es sintomático, es decir para alivio de los síntomas, fiebre y deshidratación.

Para acelerar el proceso de secado de las llagas, utilice un talco llamado, Caldesene que contiene fécula maíz y óxido zinc. La verdad, fue fue una maravilla y tan pronto lo empecé a usar, las llagas pequeñas empezaron a borrarse.

Asimismo, de acuerdo a la publicación de los Enterovirus por D. Sandín y G. Rodríguez en Uruguay, “se están realizando los últimos ensayos clínicos en humanos de una droga específica anti EV llamada pleconaril que actúa bloqueando la liberación de ARN viral de la célula. La aplicación de gamaglobulina intravenosa contra el virus infectante puede ser beneficiosa en pacientes inmunocomprometidos y en infecciones neonatales graves”.

La duración del virus es de aproximadamente una semana y es importante acudir al médico en caso de ser portador del mismo.

A Melissa y a Miranda justo les duró 7 días, pero lo mejor es que siempre estuvieron de buen humor. Mi único indicio fueron las llagas.

Espero que les haya servido.

Tips para viajar en avión con niños

Viajar en avión, con niños, puede convertirse en una odisea si no estamos preparados. Y a pesar de que se trate de un vuelo corto, no sabemos cómo actuarán los niños y también puede surgir imprevistos como cancelación del vuelo.

Y es que nuestro viaje más reciente  al estado de Virginia, como primer destino, se trataba de la segunda vez de Melissa y Miranda en avión, ya que el primero fue a los tres meses de edad. Fue toda una maravilla porque amamanté a cada una de ellas antes de iniciar el vuelo y durmieron durante todo el trayecto.

Ya para este segundo viaje y entrando a los dos años, no sabríamos cómo sería y nos preparamos con comida, meriendas y diversión interactiva y tecnológica, porque pensábamos que el factor sueño no nos favorecería por trastearse de la primera hora de la mañana.

A6D9D10B-CB9D-42C4-B88D-A5E1A98FB77E.jpeg

Nuestra sorpresa fue que antes de salir de la casa, la aerolínea nos informó que el vuelo tenía una hora de retraso. Nos pareció excelente porque podríamos salir con más calma. Pero al llegar al aeropuerto y luego de hacer el check in, recibimos un correo informando que el vuelo había sido cancelado.

Lo bueno, es que a pesar de que no viajábamos en el mismo vuelo con mi suegra, nos encontramos con ella y nos ayudó mientras mi esposo resolvía la compra de otro pasaje. 

Y por qué la compra de otro pasaje? Porque la opción que nos daba la aerolínea era tomar un vuelo con destino a Washington y luego coordinar un transporte que nos llevaría tres horas a Virginia. 

Al final, esperamos cuatro horas más por nuestro avión, pero en las comodidades del aeropuerto y la maravilla es que las niñas durmieron en todo el vuelo. 

Fue un éxito porque el avión no contaba con WiFi y no habíamos preparado las IPad con vídeos porque la compañía inicial si contaba con él. La moraleja del primer vuelo fue que nos teníamos que preparar mejor. 

Y cómo nos preparamos mejor?? Acá les dejo unas recomendaciones que nos favorecieron durante ambos vuelos.

  1. Llevar comidas y meriendas que sepas que le gustan a tus niños. De ida preparé waffles, porque es fácil de llevar y cuenta con los cuatro tipos de nutrientes escenciales. 
  2. Llevar hojas o pizarras portátiles para pintar, libros y juguetes que no ocupen mucho espacio, pero que sepas que puedan distraer a tus niños. Si tienes más de un niño, recuerda llevar un artículo por cada uno, debido a que pueden sentarse en asientos separados.
  3. La tecnología también es un gran aliado, pero es importante descargar vídeos y películas previamente, porque el avión podría no contar con Wifi.
  4. Las almohadas de viaje fueron nuestras grandes aliadas, porque las niñas se durmieron de ida y tenerlas cargadas en asientos tan pequeños era un poco incómodo. 
  5. De ida llevamos el coche con nosotros, pero realmente no lo usamos mucho por el chequeo de seguridad y más bien resultó ser un estorbo, así que de regreso entregamos el coche-carriola al hacer el check-in. Es importante señalar que tanto los choches, como las sillas de los niños son gratis de transportar en los aviones.

 

Fun Splash Park, el mejor spot para niños en Daytona Beach

Vas a Daytona Beach con niños? El mejor lugar para estacionar tu carro es en Fun Splash Park, un lugar destinado para los más pequeños en la casa y además el parking es gratuito.

Si los niños pasan un buen día, seguramente tú también lo harás y a pesar de que la playa es uno de los sitios favoritos para los pequeños, este lugar tiene opciones adicionales para toda la familia.

En el boulevard podrás encontrar pequeñas mesas a lo largo de la baranda para comer o hacia el mar. De igual forma, el lugar cuenta con tres cabañas para hacer parrilla.

Están cansados de estar en el agua, jugar con la arena o simplemente quieren hacer algo diferente? No hay problema porque cuentan con un parque techado.

Además de esto y favorito de los niños durante el verano, son los chorritos de agua que están operativos desde las 8 de la mañana, hasta las 7 de la noche.

El lugar también cuenta con baños y duchas al aire libre.

Fun Splash Park está abierto desde el amanecer hasta el atardecer. En caso de reservaciones, puedes ingresar a https://www.volusia.org/services/public-works/coastal-division/reserving-pavilions.stml

Me hice las peores expectativas con la maternidad

“Parece que te ha ido fácil con las gemelas”, es una de las frases que más he escuchado en cuanto a mi viaje por la maternidad múltiple. Y la verdad, aunque no me ha ido mal, tampoco ha sido difícil, pero todo bajo la perspectiva con la que se miren las cosas.

Yo creo que me ha ido tan bien por dos motivos. Mi embarazo gemelar es la primera experiencia con el mundo de la maternidad. No tengo cómo compararlo con tener a un solo hijo, aunque confieso que mi esposo y yo nos decíamos a diario que debe ser muy fácil tener a un solo bebé. “Decíamos”, en tiempo pasado, porque fue solo durante el primer año. Ya nos parece “pan comido”.

Y segundo, porque desde el principio me hice las peores expectativas. Sabía que sería difícil y cualquier minuto extra de sueño o de comer caliente, lo festejaba y aún lo hago. Eso te ayuda a valorar hasta el más mínimo detalle.

Tampoco puedo negar que he tenido mucha ayuda por parte de mi familia y la de mi esposo y lo agradezco inmensamente. Pero además, mi esposo no me ayuda con las niñas, el cumple su rol de paternidad perfectamente y no me puedo quejar, aunque las mujeres adoptemos la maternidad de forma diferente.

Por qué lo digo? Les confieso que hasta me ha dado rabia que mi esposo duerma más plácidamente que yo. Me ha molestado que sea yo la que primero despierte por una queja de mis niñas en las noches. Sé que nos pasa a todas las mamás, pero también sé que luego nos reiremos de esas rabietas maternales.

Y no es que el hombre no lleve su paternidad con tanta entrega como las mujeres, sino que ellos la llevan de una forma más relajada y de cierta manera, saben que llegaremos a completar y complementar lo que ha faltado.

Pero a parte de ver el vaso medio lleno, otra cosa que me ha ayudado a verme y sentirme airosa en este mundo, es saber identificar cuándo necesito un tiempo para mi, así sean 5 minutos, porque esa misma entrega con la que llevamos la maternidad, nos consume más que cualquier otro rol que hayamos cumplido.

Muchas veces le dije a mi esposo que se quedara con las niñas, porque necesitaba ir sola al supermercado. No importa si era para comprar una manzana y regresar a casa. Ameritaba ese tiempo para mi.

Con esto te digo, mamá, que sepas identificar cuándo necesitas reencontrarte con tu paz interior, así sea para tomar un baño tranquila.

Esto es importante porque si no te sientes bien contigo misma, en un momento determinado, no podrás ofrecer lo mejor y nuestros hijos merecen lo mejor de nosotras.

Si te dedicas a la maternidad a tiempo completo, trata de desarrollar algo con lo que te sientas la misma de antes, con un plus delicioso que son nuestros hijos.

Si te gusta escribir, hazlo. Si te gusta hacer bisutería, no la abandones. Haz lo necesario para que estés bien y brindes lo mejor de ti a tu familia.

Yo creo que no existen buenas, ni malas mamás. Todas hacemos lo que podemos con lo que tenemos y con lo que nos hace sentir mejor. Por ejemplo, si das pecho o fórmula, no te hará una mejor o peor mamá, mientras te sientas bien con lo que estás haciendo.

Y sí, me ha ido bien. Incluso, en cierta forma se me olvidó lo difícil de los primeros días y del primer año. Por eso quisiera tener otro embarazo (no digo otro bebé, porque no sé lo que Dios me quiera mandar).

De eso se trata, sacar lo mejor de lo más difícil.

Cambio televisión por juegos vivenciales

No hay que negar que la televisión es una herramienta de gran ayuda para los padres cuando tienes que hacer algo importante o en cualquier momento en el que necesites que tus niños estén tranquilos. Sin embargo, consideras que tu hijo pasa mucho tiempo viendo la televisión?

A mi me pasó hace poco y dije, “Stop. Acá hay algo que no está bien”. En principio, colocaba vídeos infantiles a mis niñas mientras estaba en la cocina, pero de un tiempo para acá, se convirtió en un hábito. Desde que se despertaban, colocaba los vídeos y se quitaban antes de acostarse.

Cómo me di cuenta que algo no estaba bien? Porque de tanto ver televisión, ya no toleraban ningún vídeo infantil. Las canciones que más les gustaban, empezaron a aburrirlas al punto en que no me dejaban ni un minuto para hacer la comida, por ejemplo, porque ya me pedían cambio de vídeo. Me salió peor la jugada.

A veces hacemos las cosas de forma automática, sin pensar en las consecuencias y cuando pensamos en “arreglarlas”, algo nos dice que será complicado.

“Voy a quitarle la televisión a las niñas”, le dije a mi esposo. “Y cómo harás? Te van a volver loca”, me dijo. “Pues pasaré más tiempo jugando con ellas, como hacía antes”, enfaticé.

Y es que hasta eso se había pasado bajo la mesa. No sé en qué momento dejé de invertir tiempo de calidad con mis niñas y lo sustituí por vídeos infantiles, todo el día. Qué baratija les vine a ofrecer a cambio!

Y es que no hay nada como el contacto físico, la conexión, el aprender mientras jugamos. Esos son los momentos que quedan en la memoria.

Cuando eres pequeño, sueles considerar que tu mundo gira alrededor de ti y tu mamá. Por eso nos necesitan tanto, aunque tengan a un hermanito para divertirse.

Ahora juegan entre ellas casi todo el día. Están haciendo conciencia (aunado a la edad) que pueden disfrutarse la una a la otra. Corren, hablan entre ellas y yo muero de amor viéndolas y grabándolas a cada instante.

Los quehaceres del hogar, escribir mis notas y hasta ver televisión (tenía tiempo sin hacerlo, ya saben por qué) se me han hecho más fáciles. Así que les invito a que no tengan miedo de quitar la tecnología.

Al final, todo resultó mejor de lo que pensaba. Jamás extrañaron la televisión, e incluso, el primer día, no les coloqué ni un vídeo. Ahora, utilizo esta gran herramienta solo cuando es necesario.

Es cierto, la televisión tiene sus ventajas y desventajas, pero todo en exceso y sin control, es malo.

Me queda escribir del efecto de la televisión en niños.

Lo mejor es lo que pasa

Una de las roturas más frecuentes en los niños es la del frenillo labial superior, porque basta con una pequeña caída para que este se lacere.

Mis gemelas tienen ese frenillo un poco bajo y grueso, causando la separación de los incisivos superiores, llamado diastema.

Karina Pereira, Odontólogo, menciona que este espacio entre los dientes es normal en cuanto los dientes están naciendo, “más bien es mejor, porque permite el espacio para los posteriores”, dijo.

Frenillo labial hipertrófico

En algunos casos, el frenillo superior es más grueso de lo habitual y está ubicado entre los dos incisivos centrales, causando un diastema interincisal, que no es más que la separación de los incisivos.

Las consecuencias de tener un frenillo labial hipertrófico son estéticas y en ocasiones, supone problemas en la deglución, así como impedimento en la pronunciación de ciertos fonemas, razones por las cuales es operado, en algunos casos.

Sin embargo, este diastema suele corregirse después de los 12 años, con la aparición de los caninos superiores.

Qué hacer en caso de rotura del frenillo?

1. Parar el sangrado, presionando la zona, suavemente, con una gasa.

2. Limpiar la zona con agua o solución salina.

3. Colocar hielo de manera indirecta para que baje o no se de la inflamación.

4. A pesar de que es una rotura de poca importancia, se recomienda llevarle al médico para que evalúen la lesión.

Una vez Melissa estaba en el centro de salud, la doctora chequeó el estado de sus dientes (que no estuviesen flojos o se hayan roto) y la encía para valorar la magnitud del golpe.

Las recomendaciones de la doctora fueron:

1. Dieta blanda.

2. No ingerir alimentos duros, salados, ni ácidos.

3. En caso de dolor, colocar la pomada que también es utilizada con el brote de los dientes.

La magia del golpe

Cuando eres niño, las cosas pasan rápido, incluyendo el dolor. Tan solo cuando habían pasado cinco minutos de la rotura, Melissa estaba pidiendo una banana.

– Quieres cambur?, le dije. – Shí, dijo Melissa. Y yo quedé asombrada, porque a pesar de que habla lo acorde para su edad, nunca había dicho “sí”.

Pregunté de nuevo si quería cambur (banana) para confirmar que no había sido coincidencia y lo dijo una y otra vez.

Cuando Melissa llegó de emergencia con su papá, me puse a jugar con ella y una tabla educativa numérica. Tanto Melissa como Miranda sabían identificar los números, pero aún no los nombraban, a excepción del tres, dicho por Melissa.

Lo increíble es que empezó a decir “cinco, seis, siete, nueve y diez”. Mi hermano escuchó cuando dijo “shete” (siete) y también quedó asombrado.

Coincidencia o quizás el frenillo labial le causaba un poco de dificultad para pronunciar el fonema “se”?

Lo cierto es que logramos grabarla y quedó para la posteridad como el día que el golpe la hizo hablar más.

Definitivamente, lo mejor es lo que pasa. Hasta lacerarse el frenillo labial superior.

Mis gemelas se dieron un estirón

La horas de sueño en los niños son vitales para su desarrollo y estado de ánimo, así como para el de sus padres. Pero qué pasará cuando el patrón de sueño cambia?

A partir de los 12 meses de edad, mis gemelas han hecho siestas de dos horas, en promedio, (a veces un poco menos o un poco más) y durante la noche, duermen entre 10 y 11 horas, en total.

De acuerdo a la tabla de horas totales de sueño, los niños desde los 12 meses hasta los 24 meses de edad, deben dormir un total de 2.5 horas en el día y 11 horas de sueño nocturno, lo que se acerca al tiempo que duermen mis niñas.

Sin embargo, en cuanto cumplieron 21 meses, empezaron a hacer siestas de hasta 4 horas. Estuve preocupada, porque pensé que no dormirían temprano en la noche, pero para mi sorpresa, no fue así y además durmieron toda la noche. Cuál fue el cambio?

Durante el primer año y en la pubertad, se producen fases de crecimiento acelerado o “estirones”. Familiares me indicaron que, seguramente, estaban pasando por un pico de crecimiento y justo recibí un reporte de Baby Center, el cual me envían semana a semana, con los cambios esperados para la fecha.

Esta herramienta resulta de gran utilidad. Solo debes inscribirte en su web con la fecha de nacimiento de tus hijos y estarás recibiendo correos electrónicos con información importante de su desarrollo, semana a semana.

4 señales de fase de crecimiento acelerado

1. Hacer siestas más prolongadas de lo habitual o dormir más durante la noche.

2. Tener un apetito constante o comer más de lo habitual.

3. Mostrar irritabilidad o querer estar siempre con mami, papi o persona de cuidado.

4. Darse un estirón repentino que puede estar acompañado con aumento de peso.

En el caso de mis gemelas, el cambio se registró en el sueño y en el estirón repentino, ya que de una semana a otra, la ropa les empezó a quedar corta.

Además de esto, no se si por coincidencia, establecieron conocimientos que venían trabajando solo unos días atrás, como aprender a reconocer los colores y los números.

La verdad fue un cambio impresionante durante una semana y todo gracias a los estirones o fase de crecimiento acelerado.